Antes de 2011, las familias con un alto poder adquisitivo en la provincia de Tarragona, pagaban
de forma encubierta a las entidades bancarias a través de la contratación de productos
propios de la entidad. Además se veían expuestos a recibir un asesoramiento basado en
márgenes y colocación de productos. Creado ese año con los activos gestionados de sus dos
familias fundadoras, AG Family Office ofreció un nuevo modelo, responsable e independiente
enfocado a la preservación de los intereses de la familia.

Entrar