Gestión de la Riqueza & Inversión

Suscríbete y recibe nuestras publicaciones por correo electrónico.

Carta, AG Family Office: “¿Y ahora qué?”


“¿Y ahora qué?”

No debemos sorprendernos, lo que vimos durante el mes de octubre en los mercados financieros, no es ninguna aberración.Sabemos que el precio de las acciones puede bajar y puede subir.

La caída en los mercados este mes, me recuerda a 2011 y 2015, dos períodos en nuestra reciente historia, en que las acciones cayeron drásticamente debido a temores sobre la deuda y aumento de los tipos de interés. Hemos pasado por esto antes y volveremos a pasarlo en el futuro. Como era el caso entonces, me da la sensación, que la brusquedad del movimiento viene más infundada por un espasmo emocional que por algo justificado en la salud del sector empresarial.

Durante estas “rabietas”, las amenazas o riesgos de cualquier negocio se ven magnificadas, y los peores escenarios parecen más probables. De hecho, no hace mucho, algunos inversores refunfuñaban de que algunos mercados estaban muy caros para invertir (EEUU), pero cuando las cosas caen, como lo hicieron la semana pasada, esos mismos inversores, tienen dificultades para comprar, por temor a que vaya a seguir cayendo.

Quién sabe, tal vez tengan razón. No tenemos ni idea de dónde cerrarán las acciones mañana, ni a final de mes. Las correcciones (tanto pequeñas como grandes) ocurren de vez en cuando. En retrospectiva, muchos afirman que sabían que se avecinaba, pero no conocemos a nadie que se haya adelantado a las idas y venidas de los mercados con éxito y de manera consistente.

5 noviembre, 2018

Descargar en PDFContinuar leyendo

Carta, AG Family Office: “Todo el mundo debería ser rico”

Todo el mundo debería ser rico

En nuestro despacho, nos enorgullecemos de invertir a largo plazo. Sin embargo, todos somos susceptibles a los movimientos en le corto plazo. A medida que el verano madura, un servidor ha disfrutado de un periodo de reflexión, donde el ruido cotidiano de los mercados se reduce a un bajo murmullo. Se me abrió un espacio para realmente asimilar el panorama general: pensar sobre inversiones, con la ayuda de un buen libro y la vista puesta en años y décadas en lugar de en el día a día.

El décimo aniversario de la Gran crisis financiera nos dará la bienvenida a nuestros escritorios, por lo que este año inspira a la reflexión más que la mayoría. Es por eso que nos hemos tomado un tiempo durante este verano para analizar cómo los mercados, nuestro pensamiento y nuestra forma de invertir han cambiado desde la crisis financiera.

A menudo, potenciales clientes me preguntan si los asesores financieros agregan valor. Siendo uno, por supuesto que creo que agregamos un gran valor para nuestros clientes, ayudamos a establecer e implementar objetivos financieros a largo plazo, invertimos y gestionamos diferentes estrategias de riesgo con neutralidad, somos eficientes fiscalmente e intentamos reducir constantemente los costes.

Pero en muchos casos, y especialmente cuando los mercados se vuelven más impredecibles, nuestro consejo más valioso puede ser simplemente alentar a los clientes a seguir buenas prácticas de inversión. Esto significa evitar que se vean influenciados por impulsos momentáneos y realizar en consecuencia,

6 septiembre, 2018

Descargar en PDFContinuar leyendo